Avril Lavigne interpreta su mejores temas en Palacio de los Deportes.

México, 24 oct.- Una velada llena de “happy punk” se vivió en el Palacio de los Deportes, durante el concierto que ofreció la cantante canadiense Avril Lavigne, quien en la ocasión interpretó 15 de sus temas, para cerrar así su polémica actuación en México.

En punto de las 21:35 horas de este martes llegó el momento esperado por sus fans, las varitas fluorescentes en tonos azul y rosa brillaron con más claridad y los cuatro bailarines que se contoneaban por el escenario dieron paso a la presentación Lavigne.

Con el pelo suelto, una playera negra, unos zapatos blancos y una mini falda rosa que resaltaba a lo lejos por las aplicaciones de brillos que tenía, Avril Lavigne brincó por todo el entablado al interpretar el tema “Girlfriend”.

Entonces, la iluminación rosa hizo “juego” con el diseño de la calavera (que maneja como símbolo) mostrada en la pantalla que tenía a sus espaldas y que en todo el concierto se mantuvo encendida.

“México ¿Están listos? ¡Arriba!”, pronunció la intérprete para dar paso a canciones como “I can do better” y el sencillo que la dio a conocer “Complicated”, que ejecutó sin la compañía de sus bailarinas, pero bastó que en cada coro de la melodía alzara el puño en alto, para que sus seguidores respondieran del mismo modo.

“My happy ending”, que interpretó con sus característicos micrófono y guitarra rosa con destellos; “Hot”, “Always get what” y “I want” fueron las piezas que se sumaron al repertorio.

Mientras que el momento melancólico de la noche llegó con “I’m with you”, luego de cuya interpretación se tomó unos minutos para cambiarse de vestuario, no sin antes expresar: “Gracias, I love you”.

Sus cuatro bailarinas vestidas en color negro amenizaron con danzas el tiempo de su ausencia, tras el cual, entre aplausos, la joven de 23 años regresó al escenario con una blusa blanca que combinó con pantalón en corte Capri y tenis blancos.

Alternando canciones de sus discos “Let go”, “Under my skin” y el más reciente “The best damn thing”, la cantante puso de pie a las más de 13 mil personas congregadas en el lugar.

Destacaron también: “Don”t tell me”, “When you”re gone”, “Pants” y “He wasn”t”, que junto con los agradecimientos de la solista para su público se escucharon con mayor intensidad cuando gritó: “Gracias por venir a mi show, estoy feliz de estar aquí México”.

En el último cambio de vestuario, para interpretar sus últimas canciones de la noche, Lavigne lució un pantalón negro con franjas rojas a los costados, la playera similar sólo que los detalles en rojo del lado derecho y sus tenis negros que completaban su “outtfit”.

Con casi dos horas de espectáculo, la sorpresa de la noche la dio al entonar, con su peculiar voz, la canción “All the small things” que hiciera famosa la banda estadunidense Blink 182, con la cual no dejó a nadie sentado y ya con sus seguidores más “prendidos” al grado de hacer cimbrar las gradas por tanto brinco.

El concierto finalizó con “Skeaterboy”, aunque los asistentes pedían más, se pudo escuchar para culminar: “Gracias te quiero” (en español) por parte de Lavigne. 

Previo a la presentación de Avril Lavigne, en punto de las 20:35 horas la iluminación del recinto se apagó, para dar paso a la cantautora mexicana Pambo, quien salió al escenario entre los gritos y brincos de los emocionados asistentes.

Con un repertorio de cinco canciones, Pambo acaparó las miradas de los presentes durante media hora, sin embargo, las tituladas “Tras nubes” y “Perdón” fueron las que el público, en su mayoría mujeres, cantaron a todo pulmón, luego de ser los sencillos que ha promocionado de su disco debut “Poprocks “.

Antes, a unas horas de comenzar el concierto de la cantante Avril Lavigne, se podía observar que del Metro Velódromo, de Viaducto, de la avenida Añil, de todos lados, salían decenas de adolescentes de entre 15 y 22 años, quienes con pláticas y risas se dirigían al Palacio de los Deportes para la tan esperada cita con su artista, que desde hace meses estaba pactada.

Aparecieron con sus padres, en pareja, solos o con la “bolita” de amigos, el chiste era llegar al lugar, eso sí, ya en el camino los artículos que promovían los comerciantes a las afueras del coloso, robaron la atención de los fans, quienes sin importar que fueran piratas, compraron playeras, gorras, tasas y un sin fin de mercancía

para tener un recuerdo de esta fecha.

Las más solicitadas eran las playeras que tenían el diseño de una simpática calavera sobrepuesta a un corazón en color rosa con líneas entrecruzadas del que a su vez sobresalían unos huesos cruzados por los costados, éste que la cantante canadiense lleva como símbolo en la presente gira.

Una vez adentro del inmueble, antes de empezar el show, la obligada ola no pudo faltar entre los asistentes, porque quienes no participaban eran objeto de rechiflas.

Al tiempo que las butacas se ocuparon poco a poco.

Esta presentación de Avril Lavigne cierra el tour que hizo en México, el cual causó polémica, toda vez que por un lado gustó a sus fans y por otro disgustó a algunos, luego de ser tachada como una maleducada con la prensa y el público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: